06 abril 2017

Prohibido leer a Lewis Carroll (Diego Arboleda, texto y Raúl Sagospe, ilustraciones)

Editorial Anaya. Publicado en enero de  2013. 208 páginas. A partir de los 12 años de edad. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2014; Premio Lazarillo 2012.

Cuando la joven institutriz francesa Eugéne Chignon es contratada para orientar la formación de una niña neoyorquina todas las familias nobles francesas experimentan una dicha sin límites. La joven es muy trabajadora y respetuosa, pero tan terriblemente desmañada y torpe que rompe todo lo que toca sin poder evitarlo. Lejos de ellos no hay peligro para pensar en catástrofes, así que la nueva familia no sabe lo que se le viene encima, pero tampoco Eugéne.

En Nueva York le espera Alice, una niña que en pleno 1932 se declara una fanática en mayúsculas de la obra clave de Lewis Carroll Alicia en el País de las Maravillas. Más aún, la niña quiere parecerse a toda costa a la protagonista del libro e insiste en peinarse, vestirse y actuar como ella. Siente una auténtica pasión por todo lo que rodea a Alicia y lo conoce todo sobre ella. Toda la familia está más que harta de esa historia y no tolera la actitud de la niña. Además, los miembros de su familia son a cada cual más extravagantes y por eso la mala suerte que parace perseguir a Eugéne no llama tanto la atención.


Durante el viaje en barco Eugéne conoce a gente interesante, que también desea estar sola, como un historiador peculiar e incluso a Peter Pan ya adulto. Todo un homenaje a la literatura infantil donde los niños tiene la última palabra. 

Nada más abrir el libro se nos hace una recomendación sobre las dos clases de personajes con los que nos podemos encontrar: prohibidos (como el conejo blanco) y no prohibidos.


Eugéne recibe instrucciones muy claras sobre cómo debe proceder ante la obsesión de la niña, sobre todo porque un acontecimiento inminente está a punto de darse cita en la ciudad: la auténtica Alice Liddell que inspiró a Lewis Carroll va a visitar Nueva York con motivo de un homenaje que le quieren hacer.

Este libro ha recibido varios reconocimientos como el Premio Lazarillo,  el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil y el de la Fundación CuatroGatos de Miami.

Se puede consultar un interesante artículo sobre este y otros libros y su autor en el blog de la editorial Anaya.


Diego Arboleda es un escritor español de literatura infantil y juvenil nacido en Suecia. Últimamente se ha hecho bastante conocido porque sus libros reciben muchos reconocimientos importantes. Entre ellos las dos partes del libro Mil millones de tuberías ( 2011) y Papeles arrugados (2012).






Raúl Sagospe y Diego Arboleda

Raúl Sagospe es un ilustrador español del que ya hablamos aquí con motivo de la reseña sobre el libro El virus de la suerte , de Roberto Aliaga, que ha ilustrado recientemente.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión