26 noviembre 2017

El secreto de la esfinge. 3#? (Ana Alcolea)

Editorial Anaya. Publicado en septiembre de 2017. 232 páginas. A partir de los 12 años de edad.

Los mismos personajes de una serie de libros no asegura que se respete la misma temática ni que ellos, los protagonistas sean los mismos, lo que sí no se altera en este caso es el escenario y el juego entre dos épocas y dos mundos muy diferentes.

Es lo que ocurre con la nueva entrega de la saga de Secretos de la zaragozana Ana Alcolea. De nuevo, nos encontramos en Zaragoza en dos planos temporales muy distintos. La época actual, por un lado, y el Egipto del periodo intermedio, por otro. Así que el memorable río Nilo y las calles de Zaragoza se reencuentran para presentar dos tramas que acaban por coincidir. Ambas historias están unidas por hilos de los que hay que tirar y que se enriquecen con las visiones, experiencias e intuiciones que protagonizan Marga y su hijo Carlos con personas de otro tiempo que creen reconocerlos.

A través de la familia formada por la arqueóloga Marga, su exmarido Federico también arqueólogo pero buen compañero cuando no está participando en alguna excavación y el hijo de ambos, Carlos, que cada vez deja más atrás la adolescencia se construye la historia que se desarrolla de forma muy interesante.

Si en el libro anterior, El secreto del espejo, un nuevo miembro venía a formar parte de la familia tras el casamiento del abuelo materno Nicolás con una mujer de su edad en esta ocasión hay uno menos. El abuelo muere y Marga, muy a su pesar, ve como su entorno acepta de forma natural a esta madrastra llamada Paquita y que ella se niega a ver con buenos ojos. Por otra parte, contamos también con la vuelta de Elena de Holanda tras una lesión en un pie que le hace replantearse su futuro profesional en el mundo del ballet.

La otra historias que se presenta en un tipo de letra distinto la protagoniza la bella Neferad que se ve obligada a ser sacerdotisa del templo de la diosa Isis sin desearlo y que tiene en común con la familia del siglo XXI que también ha perdido a su abuelo recientemente. Sus ojos azules, la confianza en ella misma, el amor que siente por alguien que ha estado siempre a su lado y su madre serán los que la ayudarán a descubrir sus orígenes, encontrar la felicidad y a desafiar a los órdenes establecidos y la diferencias de clase.

Un objeto que Paquita ha encontrado entre las cosas de Nicolás y más tarde un diario y unas notas escritas en francés serán la clave para esclarecer el misterio del origen y significado de una supuesta esfinge que no logran clasificar y mucho menos descubrir porqué la tenía el abuelo de Carlos en su poder.

Un libro que nos muestra que a pesar de la distancia en el tiempo, las diferencias culturales y todo lo que hemos avanzado siempre tenemos en común que las pasiones -como el amor de Isis o los sueños de ser bailarina de Elena- pueden  con todo, también con las imposiciones sociales, el futuro planeado y la destrucción que supone la guerra y los conflictos armados. El amor es la brújula que nos indica el buen camino a seguir y a pesar de que nuestros planes se rompan -como la muerte prematura de Nicolás y la fractura de Elena- hay otras puertas que se abren. Nos encontramos también con la extraña relación entre Marga y Federico que una vez separados se llevan mejor que nunca y el descubrimiento de un nuevo amor más allá de los sesenta años. Y otra vez una mujer de otro tiempo que viene a alentar la fuerza de alguien que se impone a todo y escribe la historia para que no se vuelvan a repetir los mismos errores y que seamos conscientes de todo lo que hemos ganado pero que podemos perder.

Una historia fascinante y llena de misterios donde el presente tiene el poder de recuperar una historia prohibida con un desenlace inesperado y que puede dar esperanza en el presente.


Las dos primeras partes de esta saga reseñadas en el blog:
El secreto del Galeón                                               El secreto del espejo



Esta escritora zaragozana se dedica a la docencia en secundaria y a la elaboración de artículos sobre didáctica de la lengua. Asegura que acostumbra a viajar, sobre todo a Noruega, con un cuaderno donde tomar notas para futuros libros. 
Algunos de los libros para niños y jóvenes que ha publicado son: El medallón perdido, Donde aprenden a volar las gaviotas, El vuelo de las luciérnagas, El bosque de los árboles muertos, Castillos en el aire, La noche más oscura y El retrato de Carlota,
Administra un blog "Al este del Canal" donde nos pone al día de cuestiones relacionadas con literatura juvenil, sus libros y otros temas afines y también personales.



David Guirao de nuevo es el ilustrador de la imagen de la portada de este nuevo libro y del resto de la serie de Ana. Este zaragozano nacido en el año 1973  y con más de quince años en el mundo de la ilustración profesional, está acostumbrado a elaborar bellas imágenes para libros clásicos y de todo tipo, además de carteles, juegos educativos, de animación y stroyboards. También tiene experiencia en el mundo de los artistas falleros.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión