30 diciembre 2017

Sadako y las mil grullas de papel (Sadako and the Tousands Paper Cranes, Eleanor Coerr, texto y Eva Sánchez, ilustraciones)

Editorial Algar. Publicado en 2017. 72 páginas.  A partir de los 10 años de edad.

Cuando la bomba atómica cayó sobre Hiroshima (Japón) en el año 194 Sadako tenía dos años y ni ella ni su familia podían imaginar que algún día enfermaría. Muchas personas que estaban al aire libre ese fatídico día y que vieron la terrible luz o murieron al instante o enfermaron y murieron con el tiempo de leucemia llamada "la enfermedad de la bomba atómica".

Cuando Sadako tiene once años solamente piensa en correr, jugar con sus hermanos y divertirse con sus amigas. Además, Sadako espera con expectación la llegada del Día de la Paz, cuando todos los habitantes de Hiroshima honran la memoria de sus familiares muertos por la bomba atómica diez años atrás.

Pero cuando empieza a sentirse mal y su familia la lleva al médico le dan un terrible diagnóstico. Han pasado diez años pero la fuerza de la bomba hizo algo más que lanzarla lejos de donde estaba. El mal la ha invadido y tiene que permanecer en el hospital donde otras personas aquejabas del mismo mal mueren lentamente.

Pero Sadako es valiente, fuerte y posee un gran espíritu que le da optimismo y ganas de vivir.

La visita de su amiga Chizuko le cuenta su maravillosa idea. Se presenta en su habitación con hojas de papel y le enseña a hacer grulla. Una antigua leyenda dice que si una persona enferma hace mil grullas de papel vivirá mil años. Le puede pedir un deseo a una de las grullas y los dioses harán que se cure.

Sadako inunda su habitación de grullas de papel que su hermana cuelga del techo. Algunos días es capaz de hacer muchas y otros días donde la enfermedad mina sus fuerzas apenas logra terminar dos o tres. Sus amigos y compañeros de clase le hacen llegar hermosos papeles de colores y su madre le cose un precioso kimono que suelen vestir todas las niñas de su país en fiestas y días especiales cuando son más mayores.

Sadako no logra superar la enfermedad, ni tampoco alcanza a elaborar las mil grullas, pero un hecho no está relacionado con el otro. Antes de morir, la niña vio como las grullas de papel que había hecho hasta entonces se mecían al ritmo del viento como si quisiesen alzar el vuelo para acompañarla en su viaje.

Un libro cortito y muy bello que transmite las ganas de vivir, la esperanza, la grandiosidad de las historias de siempre, el apoyo de la familia, la fuerza de la amistad y las consecuencias de la guerra.

Se puede leer el primer capítulo del libro aquí. Y las propuestas didácticas, cortesía de la editorial, aquí.

El booktrailer del libro.


Un vídeo que habla de la leyenda de las mil grullas de papel.


Imágenes provenientes de diferentes medios que representan a Sadako.

Monumento <Parque de la Paz> en China




Eleanor Coerr



Eleanor Coerr es una escritora canadiense fallecida en 2010 que se consagró como escritora de libros infantiles que empezó trabajando como periodista y tras su éxito como columnista infantil decidió dedicarse a escribir para los más pequeños y visitar colegios hablando de libros.





Eva Sánchez en su taller

Eva Sánchez Gómez es una joven ilustradora que cuenta con varios libros publicados, además de colaboraciones en antologías y catálogos.
Podemos saber más sobre esta artista en su página web.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión