04 diciembre 2017

Siempre será diciembre (Wendy Davies)

Editorial SM. Publicado en abril de 2017. 312 páginas. Premio Gran Angular 2017. A partir de los 14 años de edad.

Sam ha muerto. El mar se llevó sus secretos y ahora solo quedan mentiras y esa sensación de ahogo que todo lo envuelve. Samantha no es ella misma. Jay no sabe lo que hizo. Todos tienen algo que ocultar y cada día que pasa es una cuenta atrás. Mañana quizá sea tarde.

Una sinopsis tan terrible no parece predecir nada positivo sobre un libro y además, ¿por qué el mes de diciembre es tan importante para formar parte del libro?

Una historia escrita a cuatro manos por parte de dos jóvenes autoras que acostumbrar a escribir libros muy profundos, con un lenguaje hermosísimo y tomando personajes de cuentos clásicos (Peter Pan o Alicia) que sitúan en un presente donde no acaban de encajar y sus encantos se toman más como patologías mentales que como encantos.

En esta ocasión nos encontramos con el suicidio de un joven llamado Sam en el mar que supone un duro golpe para sus amigos, conocidos y familiares. Además, su muerte hace que salgan a la luz una serie de secretos, mentiras e historias que no deberían haber sucedido nunca.

En primer lugar, Samantha, la hermana del fallecido, decide tomar las riendas de su vida y empezar a ser ella misma. Por otra parte, Jay fue el mejor amigo de Sam y por algún motivo sospecha y teme tener algo que ver con la muerte de su amigo.

Tenemos la oportunidad de conocer la historia desde diferentes puntos de vista. Samantha, Jay e incluso el mismo Sam nos dan a conocer su vida en un juego de voces muy bien llevado que hace que nuestras simpatías vayan de uno a otro y que ante la imposibilidad de llevar balance sobre lo positivo y lo negativo de cada personaje decidamos aceptarlos tal y como son. Es lo mismo que hacen los protagonistas que una vez despojados de todo lo bueno y lo malo que los oprimía deciden seguir con sus vidas y darse una oportunidad.

Te diré algo sobre la rabia. Cuando todo desaparece, cuando te lo han quitado todo y no te queda nada a lo que agarrarte, cuando ni siquiera eres capaz de ver el suelo que pisas, la rabia puede salvarte la vida. Tal vez acabe matándote, tal vez te destroce, pero nadie dijo que vivir fuera sencillo; a fin de cuentas, no puedes razonar con la rabia.

El mes de diciembre, en fin, es el que marca el inicio del invierno y la llegada de un nuevo año con deseos y proyectos para llevar a cabo. También es el mes donde las fiestas navideñas prometen días de recogimiento familiar, calles llenas de luces y adornos, pero mucho más. 

Un libro que presenta un viaje hacia el interior de cada uno de los personajes que son los verdaderos cimientos de una historia que nadie desea protagonizar. Con la clarividencia de que nunca llegamos a conocer del todo a los que nos rodean y que incluso nosotros mismos actuamos condicionados la historia no es otra que la de destacar los pequeños detalles que pueden crecer como una bola de nieve. Somos prisioneros de nuestros actos, palabras y pensamientos, los hagamos o no públicos.

El booktrailer del libro:


Wendy Davies es el seudónimo de dos jóvenes escritoras y blogueras españolas: Fátima Embark y Merche Murillo, o mejor dicho Arsénico (del blog Divagando entre líneas) y Maisha (de la webPerdida entre páginas). Ambas autoras son amigas, han publicado varios libros juntas y se describen así. Maisha dice sobre ella misma que es una: Catalana afincada en Nunca Jamás. Enamorada de Barrie,  amante de Shakespeares y concubina de Wilde, a la que no le hace falta leer para sumergirse en un libro. Una vez soñé que era golondrina y conocía a Karenina, sobrevolaba Liliput junto a un dragón blanco que me susurraba que yo era la cuna vacía de Peter Pan. Llevo soñando mil y una noches y todavía no me he despertado. No me despido porque la despedida es tan dulce  pena que diré buenas noches hasta que amanezca. Ya no estoy.

Y Arsénico afirma ser una: Divagadora de nacimiento. Ingeniera por error. Enamorada del amor y de la palabra escrita, con un pie en Nunca Jamás y otro en el País de las Maravillas.

Otros libros que han escrito estas dos autoras son: Dime quien eres, Una estrella en mi jardín y Instant Karma.

Aquí se puede leer la reseña de Recuerda que me quieres.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión